Mi monstruo interior

mounstuo interior

Sus ojos se iluminaron poco a poco, me observaba fijamente, mientras su rostro se desvelaba. Impasible él, impasible yo … tan sólo nos mirabamos.

Desde hace mucho tiempo lo he sentido dentro, en el pecho.

Sólo deseo que nos podamos conocer, comprender y aceptar. Por muy afilados que sean sus dientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: